Cómo transformar tu escuela en una escuela sostenible

Aprende 8 pasos para transformar tu escuela en una escuela sostenible durante el curso escolar  que no te implicarán coste económico.

Durante todo el tiempo que has ejercido como maestro y profesor de tus alumnos te has encargado con esmero de transmitirles los conocimientos de las áreas académicas correspondientes al curso que impartes, pero tal vez sientes desde hace tiempo que deberías incorporar una visión más amplia incluyendo los temas ambientales como eje transversal del día a día enseñando cómo la colaboración, el respeto y cuidado del medio ambiente son fundamentales y posibles.

 

Como educador sabes que tienes una gran influencia sobre tus alumnos y eres su modelo a seguir, ellos se fijan diariamente en tus acciones e imitan tu comportamiento. ¡Qué gran responsabilidad! Todos los que somos padres y madres sabemos que lo que dice y hace el profe de nuestros hijos es muy importante para ellos. Tienes entre manos una gran oportunidad para enseñar e inspirar a tus alumnos una forma de vivir responsable y respetuosa con el medio ambiente.

 

Cuando pensamos en los principales retos ambientales aparecen:

  • Actuar frente al cambio climático reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero
  • Usar de manera responsable los recursos naturales como el agua y la energía.
  • Reducir la generación de residuos.

 

Sí, no es sencillo, todo cambio implica una inversión de tiempo y esfuerzo personal que en ocasiones te costará afrontar por la cantidad de exigencias burocráticas del día a día pero los sueños están para cumplirlos, ¿no?. Únete a esos maestros y educadores que creen que una educación sostenible es posible y empieza a dar los primeros pasos para transformar tu escuela desde dentro.

 

Sabes que el camino pasa por la formación y sensibilización, también por la reforma y mejora técnica de muchos edificios, pero este último aspecto lo dejaremos para post posteriores. Hoy queremos poner el foco en lo que podemos hacer desde ya sin necesidad de invertir recursos económicos. Por ello te proponemos comenzar por dar sencillos pasos pero fundamentales que pueden transformar tu escuela en una escuela sostenible.

 

¿Te imaginas pertenecer a un centro educativo sostenible donde se aprende a cuidar los recursos naturales? Es posible.
Deja de imaginarlo y comienza a cambiar con estas acciones pensadas para ti.

Los 8 primeros pasos que puedes dar este curso escolar para transformar tu escuela en una escuela sostenible sin coste económico.

  1. Llega a la escuela de manera sostenible:  facilita lugares para aparcar bicis y patinetes, prioriza los espacios para peatones frente a los coches realizando acciones disuasorias como la colocación de vallas o maceteros. Utiliza el transporte público o comparte el coche si no puedes llegar andando.
  2. Haz un uso responsable del agua: revisa todos los grifos y comprueba que no goteen, coloca carteles sugerentes y atractivos para  ahorrar agua y no utilizar el inodoro como una papelera.
  3. Haz un uso responsable de la energía: sube persiana, mueve cortinas,  enciende la luz solo si es necesario y ¡apágala al salir! Localiza las necesidades de energía en tu clase y abórdalo con tus alumnos.
  4. Reflexiona sobre el material escolar que necesitas: piensa si es necesario todo el material que pides, ¿podrías reutilizar material de cursos anteriores? ¿has hablado con tus compañeros para no duplicar material? Evita el consumo de productos de un solo uso como toallitas, pañuelos o servilletas de papel.
  5. Comunícate con las familias de manera sostenible: olvida las notas de papel y pásate a las comunicaciones electrónicas a través de aplicaciones móviles que te permitirán tener un contacto con las familias reduciendo el consumo de papel y tinta.
  6. Educa desde el plato: conciencia a tus alumnos para evitar el desperdicio alimentario, composta los restos orgánicos y crea curiosidad para que se interesen sobre lo que comen, ¿de dónde procede?, ¿cómo se ha producido?, ¿cuántos km ha recorrido hasta llegar a su plato?. Si es posible, ofrece alimentos de proximidad y ecológicos.
  7. Transformar el recreo en un espacio educativo integrador: cultiva un huerto y produce alimentos, composta los residuos orgánicos de la escuela, juega, haz deporte y sal al recreo a dar las clases creando un escenario donde se puedan observar directamente los procesos naturales, así se convertirá en un espacio de aprendizaje constante y divertido.
  8. Abre la escuela, sal y conecta con la Naturaleza: organiza excursiones para conocer el entorno natural más próximo, a pie, en bicicleta o en transporte público. Comienza por lo cercano, conecta con lo próximo aprende los pájaros y plantas que te rodean, valora su presencia y aprovecha la posibilidades pedagógicas que te ofrece.

 

La escuela cambiará a medida que tú cambies, a medida que las personas que forman la escuela cambien, evolucionen y se comprometan.
Aplicando estos 8 pasos transformarás tu escuela en una escuela sostenible donde toda la comunidad educativa experimente una nueva forma de aprender y vivir.

 

¿Has puesto en marcha algunas de estas acciones en tu centro educativo? ¿Te animas a ponerlas en práctica con tus alumnos y alumnas? Nos encantaría saberlo, dínoslo en los comentarios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *